Contenidos

La Víbora Hocicuda, el Ser Vivo más Peligroso de la Península Ibérica


Sierra de Segura
Hacía ya mucho tiempo que no había gozado de una vista tan agradable como la que esta tarde ha dejado mis ojos sin pestañeo alguno. Estábamos bajando la vereda de la Estrella en Sierra Nevada cuando en el sendero polvoriento aparece estática una poderosa serpiente, nada extraño por estos parajes silvestres, pero la sorpresa llega cuando al acercarnos a menos de un metro de distancia, ésta no se inmuta. Es el momento de reaccionar, nos paramos de golpe y observamos, cola corta, dibujo geométrico  dorsal en espiral, cabeza muy triangular…, no hay duda, es una víbora. Mi mujer se separa, yo cojo la cámara y le lanzo varias fotos a medio metro de distancia, ella avanza lentamente y con autosuficiencia. Se mete entre la hojarasca y por detrás de mí oigo, “¡parece mentira, prefieres fotografiar a la víbora antes de protegerme ante un mordisco mortal!”. Entonces reacciono, el ofidio se pierde entre la espesura, y yo, con mi reportaje, sigo la senda bien acompañado y pensando en el momento vivido.

Dorso y cola de Víbora Hocicuda (Sierra Nevada)


Este relato he querido hacerlo para recordar que simplemente somos una pequeña parte más de la exuberante naturaleza, que si la seguimos visitando tendremos multitud de sorpresas, casi todas agradables y enriquecedoras, aunque a veces habrá que tener un tacto especial, un conocimiento a aplicar en situaciones algo distintas, un saber interrelacionar con el entorno que nos rodea, un respeto hacia ellos, hacia nosotros…, hacia la supervivencia de la Tierra.
A continuación voy a desarrollar las características de esta especie, de sus potenciales peligros y de su belleza que, aunque el título de este artículo pueda indicar lo contrario, hace de este animal un ser poderoso pero nada agresivo, ya que como ha demostrado en este relato, en ningún momento intentó atacarme, sólo se fue retirando y dejando un aviso mediante un bufido que emitió para recordarme que hasta ahí podía llegar.

Características
La Víbora Hocicuda (Vipera latasti) tiene una longitud aproximada de 60 cm, siendo los machos mayores y más oscuros que las hembras. Su cuerpo es grueso y corto, la cola también corta y poco diferenciada del resto del cuerpo. La cabeza es ancha y triangular, y tiene el hocico muy levantado, de ahí su nombre vulgar. A diferencia de las culebras, la pupila de las víboras es vertical. El dorso es grisáceo o pardusco, siendo el dibujo del centro muy oscuro y en forma de zig- zag. Los flancos del cuerpo están marcados con grandes manchas oscuras, siendo la cola de un color algo amarillento.

Escondiéndose entre el matorral (Sierra Nevada)

Esta especie vive en zonas muy diversas, observándose en zonas arenosas como en alta montaña, siendo muy habitual, aunque rara de ver, a 3000 metros en Sierra Nevada. Puede campar tanto de noche como de día en épocas cálidas, se desenvuelve bien en el agua y a temperaturas altas suele subirse a los árboles y matorrales. Se alimenta de pequeños mamíferos, reptiles e invertebrados de gran tamaño. En abril realiza la cópula, y varios meses después paren hasta ocho crías vivas.

Peligros
Se puede considerar a esta especie de las más peligrosas de Iberia, que, aunque no suele atacar si  no es molestada o pisada, cuando se encuentra en árboles o matorrales puede sentirse en peligro y morder a la altura del cuello o la cara. Su mordedura no es mortal, aunque en niños pequeños o ancianos podría llegar a serlo.
Qué hacer para evitar su peligro
  • Al salir a zonas donde pueda ella vivir ir siempre con pantalón largo.
  • Al entrar en zonas de matorral o arboleda la vista será nuestro más aliado defensor.
  • Si la vemos en algún momento, no la molestaremos y pasaremos lo más alejados de ella.
  • Una forma de evitar que las víboras se acerquen al campamento o a la zona de pernocta es restregando ajos por los alrededores.
Si se produce la mordedura tendremos en cuenta lo siguiente
      -Aplicar jugo y pulpa de raíces de hinojo sobre la picadura.
      -También se puede aplicar espliego machacado muy fuertemente sobre la picadura.
Hábitat idóneo para la Víbora Hocicuda. Sierra Nevada
-La persona debe estar acostada lateralmente, con la cabeza baja e inmóvil.
- Identificar a la serpiente sin tratar de capturarla o matarla.
- Constatar la mordedura y la inoculación de veneno por las dos marcas y el dolor.
- No cortar ni succionar la mordedura; ello aumenta la lesión local y el riesgo de infección.
- Colocar un vendaje compresivo sobre la zona de la mordedura o un torniquete flojo entre ésta y la raíz del miembro mordido (debe permitir el paso de un dedo por debajo).
- Si el miembro afectado es un brazo, inmovilizarlo en cabestrillo con un pañuelo a la altura del pecho.
- Tranquilizar al accidentado.
- Aliviar el dolor con aspirina o con paracetamol.
- No dar al afectado bebidas alcohólicas o hipnóticos ni poner hielo sobre la mordedura.
- Evacuar a la víctima a un centro sanitario; los médicos valorarán la administración de suero antiviperino (su uso no está exento de riesgos).

*www. viborasdelapeninsulaiberica.com

Dr. Arturo Valledor de Lozolla ("Veneno a Ras de Suelo")

Sierra de Segura

Sierra de Segura

Sierra de Segura



No hay comentarios: