Contenidos

"La Guerra en los Cortijos"



Aunque nos pese, la Guerra Civil Española fue uno de los acontecimientos históricos más vergonzosos que se han producido en nuestro país. El sacarlo a la luz en el bloque de “Historias y Leyendas de la Contraviesa”, no tiene otro objeto que recordar a nuestros lectores más jóvenes a lo que puede llevar la violencia más extrema por desavenencias ideológicas y políticas. Ciudades, pueblos, familias, fueron destrozadas socialmente, y durante esos tres años y la posguerra se produjo un distanciamiento y un odio que separó a vecinos, amigos e incluso a hermanos.
Como con cualquier otra historia que descubra en nuestra Sierra, seré lo más objetivo posible, trascribiendo de forma precisa la información recibida por la fuente histórica. En el caso de esta trama, las propias familias del que escribe estuvieron divididas en bandos opuestos, simpatizando la familia de mi padre con el bando “nacional” y la de mi madre con el bando “republicano”.
Procesión en Albuñol


“Los leños embravecidos por la humedad del campo chisporrotean en la pequeña chimenea, creando una agradable calidez en el ambiente de la alcoba. Estamos retrepados sobre las mecedoras percibiendo los diminutos copos de nieve que casi no se atreven a caer. Esto es muy habitual en Mágina, mis padres no lo habían vivido nunca en su dilatada vida, pero sin embargo, me sorprende cuando él apunta que le trae este ambiente algunos recuerdos de su niñez. Yo le pregunto, y él comienza a relatar algo que sin lugar a dudas no es fácil de evocar.
Cuando se inició la “Guerra” él tenía sólo siete años, era una familia tradicional, de cuatro hijos, que vivía en el mismo pueblo de Albuñol. El pueblo estaba tomado, al igual que toda Granada, por los republicanos, lo que hacía más difícil la vida para aquellos cuya ideología política era opuesta a la “oficial” local. En la Casa de las Margaritas estaba instalado el cuartel militar, al lado de la iglesia, prácticamente en el centro de la población. Fueron pasando los días y la confrontación era cada vez más manifiesta y peligrosa, no se podía salir de noche a la calle, había racionamiento para conseguir los alimentos básicos, los niños ya no podían asistir a la escuela, los cántaros sobre la fuente con las mujeres esperando turno era el único momento afable permitido y las inquisidoras miradas entre los propios vecinos eran inevitablemente estremecedoras.
El puente Aldahayar, al fondo la sierra


Pronto su familia empezó a ser acosada, por lo que su padre, que regentaba la farmacia, decidió que él, su hijo menor, debería estar lejos de ese ambiente de extremada peligrosidad. Un día vino al pueblo uno de sus mejores amigos, Antonio Soto, que era el dueño de uno de los cortijos situados al norte de la población, Los Morenos. En una conversación en su casa le pidió a su amigo que se llevara durante un tiempo a Lisardo a su cortijo, porque tenía miedo de que sufriera algún daño viviendo en Albuñol. Antonio, como era de esperar, no puso ninguna pega y le comunicó que en unos días vendría a por él. Esa misma noche tocaron a la puerta de la familia Domingo, eran dos militares que con los fusiles en mano amedrentaron a toda la parentela. Al pequeño Lisardo lo subieron en la silla de madera y exclamaron: ¡Qué hacemos con éste!; fue un momento tenso en el que su madre, Deogracias, saltó de forma espontánea a recoger en sus brazos a su asustado hijito. Después de unos minutos de silencio en el que los guardias se dedicaron a registrar las habitaciones buscando no se sabe qué, decidieron irse sin más.
Pasaron unos días, la tensión iba creciendo por momentos, a su hermano Pepe se lo llevaron detenido al calabozo del cuartel, posteriormente lo tendrían recluido durante un año en la cárcel de Almería.
Una fría tarde de enero de 1937 aparecieron por su casa Antonio y su hijo Ricardo con dos grandes mulos, venían para recoger a Lisardo que, a regañadientes, fue despidiéndose de su familia. Salieron a la plaza, y a la grupa del mulo de Ricardo cogieron el camino hacia los cortijos.
Fuente de la plaza de Albuñol


El adiós había sido apresurado, no debían ser vistos por los militares, así que sin perder tiempo y con los mulos cargados iniciaron el camino hacia el puente Aldahayar, allí, tras una leve mirada atrás el niño soltó unas lágrimas, no sabía cuándo volvería a ver a su familia.
Subiendo por el camino de las minas se dirigieron a la sierra, en poco menos de dos horas divisaban la entrada del cortijo, era un lugar desconocido para el niño, pero pronto sería su hábitat natural. Al llegar a la casa observó que en el porche de la puerta había varios cerdos husmeando, al bajarse del mulo los animales huyeron con aparente descontrol. La madre de Ricardo se acercó a él y le hizo una afable caricia, eso lo tranquilizó y cogido de la mano de la señora entró en la vivienda, la temperatura era muy agradable, fuera en el camino, el frío había hecho mella en él, así que se acercó a esa chimenea gigantesca que tenían en el comedor y que él nunca había visto en una casa, ya que la temperatura del pueblo hacía innecesaria la utilización de estos ingenios”. Este fue el hecho que le hizo recordar a mi padre la historia vivida en su infancia cuando estábamos sentados al calor de la lumbre en el Cortijo del Lince en Sierra Mágina.
“Al llegar la noche conoció al resto de su familia adoptiva, además de Ricardo estaban sus tres hermanas, todas mozas ya, y que enseguida supieron hacer más agradable la vida del pequeño Lisardo. En una de las habitaciones de las hermanas mayores fue donde dormiría a partir de entonces, en la misma cama y sin ningún rubor. Esa noche cenaron todos juntos, como siempre, pero la compañía del niño del pueblo hizo que hubiera algo más de algarabía, ya que le preguntaban diversas curiosidades y él contestaba si ninguna vergüenza, no tardaron mucho en hacer creer a Lisardo que ése sería su nuevo hogar.
Los días fueron pasando lentamente, él fue aprendiendo las labores del campo, y aunque era muy joven le empezaron a dar responsabilidades varias. La que más le gustaba era cuando después de las tareas campesinas Antonio llegaba con los mulos y los descargaba, era el momento de darles agua, y como la fuente estaba un poco lejana había que llevarlos hasta allí, entonces era cuando el niño cogía las riendas de uno de ellos y los llevaba hasta la fuente del cortijo de los Corros. Recuerda que en más de una ocasión llegó a ir subido en el mulo por esos tortuosos caminos de arrieros. En uno de esos momentos en que se acercaba a la fuente con las bestias, en un cortijo cercano apareció una “vieja” que le causó estupor y miedo, se volvió de inmediato al cortijo y se lo comento a Ricardo, éste, como niño que también era, le contó una historia de miedo que no olvidó nunca, aunque para convertirse en un cortijero auténtico tuvo que lidiar con la pobre señora que jamás le dirigió una palabra en las otras muchas ocasiones que la encontró en su equina tarea diaria.
El Calvario


No tardó mucho en descubrir lo bien que se vivía en ese cortijo, y posiblemente en todos los de alrededor. No les faltaba de nada, todo era abundancia, pero el trabajo era de sol a sol. En invierno estaba la matanza, aquellos marranos que conoció a su llegada serían los que alimentarían a toda la familia durante el año. Eran días de fiesta, aunque las noticias de la guerra entristecían a todos. Estando allí, en una de las bajadas de Antonio al pueblo, éste llegó con una noticia aterradora para el niño, se habían llevado a la cárcel de Baza a varios hombres del pueblo, entre ellos a su padre y a su tío Lorenzo. Estas crónicas lo dejaban aturdido y con pocos ánimos, pero él sabía que debía resistir, ya que con el tiempo todo debería pasar y él se convertiría en un hombre.
Las viandas en el cortijo eran esplendorosas, a veces se hacían en el mismo campo, pero otras se juntaban en la casa para catar aquellas pipirranas hechas con las hortalizas recién traídas por él de la huerta, aquellos pucheros que si te descuidabas costaba sacar la cuchara del propio plato por la cantidad de sustancia, o aquellas migas, que era el plato más apetecido por todos, que se colocaban en la misma sartén en el centro de la mesa para que el desgaste del duro trabajo se viera saciado en no muchos minutos.
Uno de los quehaceres que él asumió durante toda su estancia en el cortijo fue el surtir de leche y huevos a los trabajadores durante la mayoría de los días. En una ocasión, cuando ya estaba acostumbrado se acercó al corral donde estaban las cabras y las gallinas, primero recogía la leche en una cántara, y después abría el habitáculo del gallinero para coger los huevos frescos. Cuando iba a realizar la tarea como de costumbre, dejó la cántara llena de leche en el rincón habitual, al sacar uno de los huevos el gallo se tiró a por él, haciéndole correr despavorido tropezando con la cántara, que se derramó liando un gran revuelo en el cobertizo. Al llegar de nuevo a la casa pensó que sería recibido con una gran regañera, pero cuando lo contó ellos sonrieron y no le dieron importancia, la despensa estaba llena de otros muchos víveres.
Sin lugar a dudas lo que más le gustó de las tareas de campo fue la época de la recogida de los cereales, sobre todo cuando llevaban el producto a la era, allí se juntaban los habitantes de todos los cortijos de alrededor, echaban el trigo o el centeno a la era por turnos, y con la yunta de mulos se ponían a trillar. Al finalizar aventaban el cereal y dividían la paja del grano, por último cada lugareño se llevaba el producto según lo que había aportado. Esto que se cuenta con tanta celeridad, suponía varias semanas de trabajo y juerga, ya que de forma simultánea los hombres y las mujeres que traían la comida se enzarzaban en debates, discusiones y bromas que hacían de ese tiempo el momento más deseado del día por el pequeño Lisardo.
Camino a la Plaza


Los meses pasaron, estuvo cerca de un año viviendo con esta maravillosa familia, en ninguna ocasión bajó al pueblo, no se fiaban de lo que pudiera ocurrir. Pero el “frente” se tranquilizó, entonces sus padres lo mandaron llamar y en uno de los viajes de Ricardo a la villa lo acompañó subido detrás de él. Bajando el barranco miró hacia atrás, la misma sensación que tuvo al irse de su familia verdadera le sobrevino en ese momento, la pena y el ahogo estuvo presente en él durante todo el trayecto, pero sabía que allí había dejado a unos más que amigos, que serían para siempre, y que para siempre los tuvo y sigue teniendo en el corazón.

Ahora es un poco mayor, en la plaza no solo están las cantareras, también hay niños jugando, reconoce a varios de ellos, los niños lo miran. ¿De dónde vendrá Lisardo? Un fuerte abrazo con sus padres le hace recordar que el sueño siempre será pasajero”.

A mis hermanos Sonia e Ignacio, a mi preciosa mamá y por supuesto a mi querido papá, que desde allí arriba habrá hecho relucir una nueva estrella.

Fuente histórica: Lisardo Domingo Carretero. Albuñol.
Autor: Lisardo Domingo Blanco

"Entrenos de un Superviviente":Hábitos de Entrenamiento para Sobrevivir en este Planeta



Presentación
El culto al cuerpo es una de las facetas más de moda hoy en día, en esta sociedad moderna no se entiende la no dedicación a una práctica deportiva de cualquier índole y a cualquier edad. Sin embargo hay que reconocer que esta premisa tan básica y elemental no se está extrapolando al conjunto de la sociedad española, cada vez existen más obesos, se multiplican las enfermedades crónicas, las depresiones psíquicas no paran de aumentar… Con este sistema de entrenamiento para la vida pretendo exportar mis experiencias e investigaciones de todos estos años de profesión por la salud, es un sistema de entrenos basado en un estado emocional estable, en una alimentación adecuada, en un desarrollo músculo esquelético general y en un descanso adecuado en plena naturaleza, simulando el sistema de vida paleolítico de nuestros antepasados.
Como podréis ver he relacionado directamente la práctica deportiva, o más bien el ejercicio físico, con la salud de nuestro entorno humano. Efectivamente, no es sólo una moda, es una necesidad para una sociedad evidentemente sedentaria, que por una parte nos ha hecho vivir de una manera más cómoda y agradable, pero que sin embargo nos ha llevado a un deterioro físico y mental que de alguna manera deberemos contrarrestar.

Como profesional del deporte saludable, he querido añadir un nuevo artículo en el que se pusiera de manifiesto algunas de las posibilidades que tenemos para ayudar a mantener un espíritu deportivo que no sólo sea un momento de ocio, sino que sea una pieza fundamental para el mantenimiento de una calidad de vida personal duradera a través del tiempo.
Las opciones que actualmente tenemos para disfrutar de la práctica deportiva son inmensas, modernas instalaciones deportivas municipales, gimnasios con multitud de variantes, deportes de naturaleza tanto en tierra como en aire o mar, y hasta los juegos de consolas digitales que se han introducido en el mundo del entrenamiento personalizado. Salvando las diferencias, cualquiera de estos bloques nos ayudará al mantenimiento de nuestra salud, siempre que estén dirigidos por monitores, profesores o especialistas de cada una de las modalidades, y siempre con un control médico que nos garantice el objetivo que nos habremos marcado.
Mi grano de arena a este necesario contenido es algo muy básico y espero que a la vez práctico para aquellos que por diferentes causas las opciones anteriores no sean factibles a sus circunstancias personales. Voy a dar unos consejos fundamentales que cualquier persona con edades comprendidas entre los seis años y los más de sesenta, podrán utilizar y llevar a cabo siempre y cuando su salud inicial se lo permita.

Hábitos Básicos de Movimiento y Salud:
1. Aliméntate con productos naturales, sin excesos y realizando cinco comidas al día, lo más cercano posible a la Dieta Mediterránea. No olvides incluir en tu dieta: ajo, cebolla, miel, jengibre, limón, almendra, nuez y aceite de oliva. Bebe gran cantidad de agua, si es posible de manantial. De vez en cuando sáltate estas normas, te lo agradecerá tu psique.
2. Duerme entre 8 y 10 horas al día, según tu edad. Aprovecha la naturaleza para realizar ese descanso.
3. Tómate un momento diario de relajación, unos cinco minutos, utilizando técnicas de yoga, taichí, u otras ramas orientales tradicionales.
4. Adquiere siempre posturas correctas para tu espalda, tanto al andar, al sentarte, al dormir o al levantar pesos.
5. Mantén tu cuerpo limpio, utilizando a diario la ducha, que no sólo será higiénica, sino también reponedora.
6. Fortalece tu cuerpo con ejercicio físico periódico, teniendo en cuenta que:
a. Debes realizar durante tres días a la semana algún tipo de actividad deportiva aeróbica: ciclismo, carrera atlética, aeróbic, baile de salón o natación.
b. Realiza entrenos físicos mediante movimientos básicos del ser humano en sus inicios, si puedes hazlos, según tus capacidades, de gran intensidad y de poca duración. Pueden estar basados en habilidades básicas como caminar, saltar, correr, empujar, elevar, traccionar, girar, cargar, lanzar, reptar y escalar.
c. Practica tres veces en semana dichos ejercicios, alternos a la actividad anterior, un entreno de flexibilidad y fuerza para mantener tus músculos en un estado óptimo para la vida diaria, o realiza el entreno que he desarrollado a continuación, con una serie de ejercicios fáciles y muy prácticos de estiramientos (flexibilidad) y fortalecimiento (fuerza).
7. Ríe y haz reír a los demás, abraza a la gente.
8. Ante una situación de ira cuenta hasta diez y vuelve a pensar tu reacción.
9. Relaciónate con muchas personas, sobre todo con tus amigos, aunque no te apetezca en esos momentos. A las personas que quieres díselo.
10. Si hablas de alguien búscale la parte positiva.
11. Utiliza tus habilidades para ayudar a la gente todos los días.
12. Acércate al menos una vez a la semana al campo, practica "BAÑO DE BOSQUES", visita la naturaleza (montaña, bosque, mar, río...), intenta aprender todo lo que te enseña. Ejercítate en ella, siembra y planta en tus salidas, observa, protege, relájate y respira salud.
13. No olvides nunca los tres valores más importantes para hacer de ti una persona feliz y hacer felices a los demás: bondad, respeto y esfuerzo.

Sistema de Entrenamiento Personal haciendo hincapié en la mejora y mantenimiento de unos músculos saludables:
El ser humano, al igual que cualquier otro animal de nuestro planeta, tiene una serie de cualidades físicas innatas que por el mero hecho de nacer se nos presupone. Efectivamente, cualquier persona puede mantener un esfuerzo durante un tiempo más o menos prolongado (resistencia), puede realizar una actividad en el menor tiempo posible (velocidad), puede realizar esfuerzos de gran pesaje (fuerza) y puede utilizar sus articulaciones en su mayor elongación (flexibilidad). Esto es así, pero cada uno tenemos nuestra propia capacidad, algo también natural, ya que según los genes naceremos con unas características que a lo largo de nuestras vidas podremos explotar y mejorar, es decir, entrenar.
A través de la evolución de las especies, el mamífero Homo llegó a su evolución actual, el Homo sapiens. Hasta entonces nuestras cualidades físicas habían sido posiblemente excepcionales, con la intención de sobrevivir al empuje de cada una de las especies de la tierra con las que competíamos, incluso con los de nuestra propia especie. Nos fuimos convirtiendo en los reyes del mundo animal, y eso nos llevó hasta nuestros días, unos días en los que casi todo nos es fácil conseguirlo, permitiéndonos el lujo por ejemplo de trasladándonos unos pasos poder “atrapar” la comida que más nos apetezca…
Esto que parece maravilloso no lo ha sido tanto actualmente, esa facilidad para evitar el esfuerzo nos está transformando nuestras capacidades, ya no saltamos tanto, corremos tanto ni nos movemos tanto. ¿Será esta la nueva evolución humana?
Viendo esta situación, creo que es imprescindible actuar de lleno en el mantenimiento saludable de nuestra especie, por ello lo de los consejos anteriormente expresados, y sobre todo el sistema de ejercicios que a continuación desarrollaré.

Este sistema está basado en dos de las cualidades enumeradas con antelación, la flexibilidad y la fuerza. Hasta no hace muchos años nuestros profesores o los entendidos en la materia nos aconsejaban que para mantener un estado de forma idónea debíamos practicar deportes de resistencia habitualmente, suponiéndose que con ello sería suficiente para conseguir esa mejora. Esto no iba mal encaminado, pero a raíz de ese deterioro que hemos comentado, debíamos actuar en otros aspectos igual de importantes y que por el sedentarismo social podrían deteriorar nuestra salud.

La flexibilidad es la cualidad física que consigue la capacidad máxima de extensión de movimiento en una articulación determinada. Esta capacidad es imprescindible para la consecución de objetivos en las otras cualidades físicas, por ello y aún siendo muy difícil mejorar a través del entreno, debemos trabajarla habitualmente para mantenerla a nuestro máximo nivel el mayor tiempo posible de nuestra vida. Unos músculos estirados son unos músculos sanos, ya que el conjunto de todas las cadenas musculares en un estado de forma adecuado protege el sistema óseo, y sobre todo la columna vertebral, evitando así tensiones excesivas en diferentes vértebras que pueden provocar problemas como aplastamientos de discos intervertebrales, lumbalgias o la tan temida ciática.
El sistema de entrenamiento de esta cualidad que vamos a realizar está centrado en los “Estiramientos”, manteniendo las posiciones máximas que se indica en el gráfico durante 20”, aumentando a continuación el estiramiento unos centímetros más durante otros 10”. No obstante en el ejercicio nº 12, “La Tortuga”, el estiramiento durará sólo 7” en total, ya que la zona estirada puede presionar el importante conjunto de nervios que atraviesa la zona interna del cuello, incluso pudiendo afectar a las vertebras cervicales.
La Fuerza es la tensión que puede realizar un músculo contra una resistencia. Esta capacidad podríamos considerarla como la más importante de todas, ya que cualquier acción física de una persona está basada en la fuerza en mayor o menor grado.
El cuerpo humano se puede considerar como una máquina casi perfecta, difícil sería encontrar otra con tal grado de perfección. Sin embargo, uno de las grandes lagunas de nuestro cuerpo se encuentra en la protección de algunos de nuestros órganos vitales internos, como son el bazo, intestinos, estómago, hígado, riñones y aparato reproductor. Todos ellos se encuentran en la parte inferior del tronco, lugar en el que a su vez también localizamos las vértebras más trabajadas y problemáticas de la columna, las lumbares. En toda esta zona no se encuentra ningún escudo óseo de protección, como ocurre con el corazón y los pulmones que están protegidos por las fuertes costillas, formando la caja torácica. Esto quiere decir que debemos preocuparnos por esta zona, por lo que el fortalecimiento de la musculación que rodea este espacio es el segundo objetivo importante del sistema de entrenamiento que propongo: la adquisición de un desarrollo adecuado de la fuerza en los músculos abdominales, dorsales, lumbares y pectorales.En cada uno de los cuatro ejercicios de fuerza aparece la forma de trabajarlos, teniendo en cuenta que antes de empezar la primera vez habrá que calcular la realización de ese ejercicio al 100%, para después adaptarlo al entreno.

Cualquier sistema de entrenamiento llevado a cabo por un profesional sería válido para desarrollar nuestra forma física, pero este que propongo se puede realizar casi a cualquier edad, y su duración es de una hora y media aproximadamente, por lo que realizado durante tres veces en semana no sería ningún exceso de tiempo invertido en él, aunque por otra parte, ¿Qué mejor tiempo utilizado si es para mantener una calidad de vida envidiable?


Grupo de ejercicios de estiramientos y fuerza para mantener una espalda sana:
* Antes de iniciar los estiramientos realiza como principio del calentamiento unos cinco minutos de carrera continua.

1.- El Gato Montés

Mantener la posición del estiramiento con los dedos entrelazados, girando las muñecas para adoptar la postura con las palmas de las manos hacia arriba.


Músculos principales estirados: BrazosFlexores del antebrazo: Flexor superficial y profundo de los dedos, Flexor ulnar y radial del carpo, Pronador redondo y cuadrado, Palmar largo menor, y Flexor largo del pulgar.
Sus funciones principales son la flexión de dedos y muñeca y la pronación del antebrazo.
Bíceps braquial: su función principal es la flexión del codo, la supinación del antebrazo, la abducción y rotación medial del brazo y aducción corta del mismo.
Braquial anterior: su función es la flexión pura del codo.
Braquiorradial: su función principal es la flexión del codo y la devolución del antebrazo a posición neutra desde la pronación o la supinación.

2.- El Búho

Una vez situada una de las manos en el hombro contrario, coger con la otra mano el codo de ese brazo y empujar fuerte en dirección a la espalda. Realizarlo con ambos brazos.


Músculos principales estirados: Brazos y HombrosTríceps braquial: su función principal es la extensión del codo, la retroversión y aducción.
Deltoides: su función principal es la abducción potente del brazo, la anteversión y rotación interna la clavicular, y la rotación externa la espinal.
Trapecio: su función principal es la elevación del hombro e hiperlordosis con rotación hacia el lado opuesto y flexión lateral hacia su lado de la cabeza, la aducción y depresión escapular, la estabilización de la escápula y cintura escapular y por último la abducción del hombro.


3.- El Buitre

El brazo extendido a la altura aproximada del hombro y sujeto con la mano sobre cualquier superficie vertical fija y por detrás de la espalda. Las piernas abiertas y paralelas, girar el tronco hasta notar el límite de la articulación del hombro y sin mover las piernas. Reaizarlo con ambos brazos.


Músculos principales estirados: Pecho y Brazos

Flexores del antebrazo: Flexor superficial y profundo de los dedos, Flexor ulnar y radial del carpo, Pronador redondo y cuadrado, Palmar largo menor, y Flexor largo del pulgar.
Sus funciones principales son la flexión de dedos y muñeca y la pronación del antebrazo.

Bíceps braquial: su función principal es la flexión del codo, la supinación del antebrazo, la abducción y rotación medial del brazo y aducción corta del mismo.
Braquial anterior: su función es la flexión pura del codo.
Braquiorradial: su función principal es la flexión del codo y la devolución del antebrazo a posición neutra desde la pronación o la supinación.
Pectoral mayor: su función principales la anteversión del brazo si está en abducción, la aducción y rotación medial y accesorio en la inspiración.
Pectoral menor: su función principal es la rotación y descenso de la escápula.
Coracobraquial: su función principal es la anteversión del brazo, y el mantenimiento de la cabeza humeral en la articulación.


4.- Fuerza Brazos Hombros
Ejercicio de fortalecimiento del tren superior: se debe de poner en práctica teniendo en cuenta el máximo de repeticiones que se realizarían si sólo se hiciera una serie (100%). A continuación se realizan 3 ó 4 series de al 80% con un descanso entre serie de dos minutos aproximadamente. Un ejemplo podría ser: si hemos hecho la prueba y hemos conseguido realizar 10 repeticiones como máximo, nuestro entreno sería de 8 repeticiones por 3 series con descanso entre ellas de 2 minutos. Semanalmente se puede aumentar una repetición, y así sucesivamente.

Metodología:

Tumbados en decúbito prono con los pies juntos bajar y elevar los brazos hasta llegar con la nariz al suelo, inspirando al bajar y expirando al subir. Los dedos de las manos deben apuntar hacia adelante ligeramente hacia el interior, y los brazos de en estar separados a una distancia algo superior a los hombros. La posición del cuerpo una vez arriba es en diagonal total, sin doblar la cadera.

Músculos principales fortalecidos: Pecho y Brazos
Pectoral mayor: su función principales la anteversión del brazo si está en abducción, la aducción y rotación medial y accesorio en la inspiración.
Deltoides: su función principal es la abducción potente del brazo, la anteversión y rotación interna la clavicular, y la rotación externa la espinal.
Tríceps braquial: su función principal es la extensión del codo, la retroversión y aducción.

5.- El Águila
Con las manos sobre la nuca tirar al máximo los brazos hacia atrás, desde los codos. Sería más efectivo si apoyamos ambos codos sobre el quicio de una puerta, empujando con el cuerpo hacia adelante, sobre el hueco abierto de la puerta.

Músculos principales estirados: Pecho

Pectoral mayor: su función principales la anteversión del brazo si está en abducción, la aducción y rotación medial y accesorio en la inspiración.
Pectoral menor: su función principal es la rotación y descenso de la escápula.
Deltoides: su función principal es la abducción potente del brazo, la anteversión y rotación interna la clavicular, y la rotación externa la espinal.
Subescapular: su función principal es la rotación interna del brazo.

6.- El Lince
Flexión de tronco tocando con ambas manos o acercándose al pie, terminar realizando el mismo ejercicio con el otro pie. La pierna contraria se coloca encima de la anterior, sirviendo de contrapeso.

Músculos principales estirados: Espalda Inferior
Sacro lumbar: su función principal es la extensión del tronco y la flexión lateral si actúa de un solo lado.

Dorsal largo: su función principal es la extensión de la columna vertebral, la flexión lateral y la rotación de su lado.
Transverso espinoso: su función principal es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Serrato menor: su función es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Iliocostal: su función principal es la extensión de la columna vertebral y la flexión lateral y rotación de su lado.
Cuadrado lumbar: su función principal es la flexión lateral del tronco, colabora en la flexión y extensión del tronco y eleva la pelvis lateralmente.
Glúteos mayor, medio y menor: sus funciones principales son la extensión y rotación externa de la cadera, aducción y abducción (Mayor); abducción y rotación medial y flexión de cadera (Menor), y rotación lateral y extensión de cadera (Medio).
Isquiotibiales (Bíceps femoral, Semitendinoso y Semimembranoso): sus funciones principales son la extensión de la cadera, flexión y rotación lateral y medial de la rodilla, y rotación lateral y medial de la cadera.

7.- El Escorpión
Realizar la flexión lateral de tronco manteniendo la posición como si imaginariamente estuviéramos pegados a una pared, sin flexionar hacia delante el tronco.

Músculos principales estirados: Tronco Lateral

Cuadrado lumbar: su función principal es la flexión lateral del tronco, colabora en la flexión y extensión del tronco y eleva la pelvis lateralmente.
Dorsal ancho: su función principal es la aducción del brazo cuando está elevado, colaboración en la extensión del húmero y en la depresión de la cintura escapular.

Sacro lumbar: su función principal es la extensión del tronco y la flexión lateral si actúa de un solo lado.
Dorsal largo: su función principal es la extensión de la columna vertebral, la flexión lateral y la rotación de su lado.
Transverso espinoso: su función principal es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Serrato menor: su función es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Iliocostal: su función principal es la extensión de la columna vertebral y la flexión lateral y rotación de su lado.
Aductores de la cadera: sus funciones principales son la aducción del muslo, rotación lateral y flexión y extensión de la cadera.
Grácil: su función principal es la aducción de la cadera.

8.- Fuerza Espalda Superior y Brazos
Ejercicio de fortalecimiento del tren superior y el tronco.


Metodología:


Utilizar cualquier tipo de peso para elevarlo desde la cadera hasta los pectorales por delante del tronco, a un ritmo lento, inspirando al subir y expirando al bajar. Procurar no flexionar la columna. Realizar al 80% las repeticiones de cada serie, aumentando una repetición semanalmente. Realizar 3 series de las repeticiones estipuladas, con un descanso entre serie de 2 minutos (ver ejemplificación de “Fuerza Brazos Hombros”).


Músculos principales fortalecidos: Espalda Superior y Brazos.


Dorsal ancho: su función principal es la aducción del brazo cuando está elevado, colaboración en la extensión del húmero y en la depresión de la cintura escapular.
Redondo mayor: su función principal es la retroversión, aducción y ligera rotación interna del brazo.
Redondo menor: su función principal es la rotación lateral y la aducción del brazo.

Deltoides: su función principal es la abducción potente del brazo, la anteversión y rotación interna la clavicular, y la rotación externa la espinal.
Romboides mayor: su función principal es la aducción y elevación escapular.
Romboides menor: su función principal es la retracción de la escápula hacia la columna.
Bíceps braquial: su función principal es la flexión del codo, la supinación del antebrazo, la abducción y rotación medial del brazo y aducción corta del mismo.
Braquial anterior: su función es la flexión pura del codo.
Braquiorradial: su función principal es la flexión del codo y la devolución del antebrazo a posición neutra desde la pronación o la supinación.
Trapecio: su función principal es la elevación del hombro e hiperlordosis con rotación hacia el lado opuesto y flexión lateral hacia su lado de la cabeza, la aducción y depresión escapular, la estabilización de la escápula y cintura escapular y por último la abducción del hombro.
Infraespinoso: su función principal es la rotación lateral del brazo y refuerzo de la cápsula de la articulación del hombro.



9.- El Piquituerto
Situarse paralelo a una pared y de espaldas a ella, con las piernas abiertas girar el tronco hasta tocar con los brazos en el extremo máximo que nos permita la columna vertebral. Después girar la cabeza hacia el lado contrario y mantener la posición. Realizar el giro a un lado y posteriormente al otro.



Músculos principales estirados: Espalda y Cuello.



Dorsal ancho: su función principal es la aducción del brazo cuando está elevado, colaboración en la extensión del húmero y en la depresión de la cintura escapular.
Redondo mayor: su función principal es la retroversión, aducción y ligera rotación interna del brazo.
Trapecio: su función principal es la elevación del hombro e hiperlordosis con rotación hacia el lado opuesto y flexión lateral hacia su lado de la cabeza, la aducción y depresión escapular, la estabilización de la escápula y cintura escapular y por último la abducción del hombro.
Esternocleidomastoideo: su función principal es la flexión de la cabeza y cuello, y el giro de ésta.
Elevador de la Escápula: su función principal es la elevación y aducción de la escápula.

10.- La Grulla
Mantener la posición sin flexionar las rodillas, pero tampoco hiperextenderlas hacia atrás. Procurar que el cuello no se flexione hacia adentro.



Músculos principales estirados: Espalda Inferior y Piernas Superiores Posteriores.



Cuadrado lumbar: su función principal es la flexión lateral del tronco, colabora en la flexión y extensión del tronco y eleva la pelvis lateralmente.
Sacro lumbar: su función principal es la extensión del tronco y la flexión lateral si actúa de un solo lado.

Dorsal largo: su función principal es la extensión de la columna vertebral, la flexión lateral y la rotación de su lado.
Transverso espinoso: su función principal es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Serrato menor: su función es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Iliocostal: su función principal es la extensión de la columna vertebral y la flexión lateral y rotación de su lado.
Glúteos mayor, medio y menor: sus funciones principales son la extensión y rotación externa de la cadera, aducción y abducción (Mayor); abducción y rotación medial y flexión de cadera (Menor), y rotación lateral y extensión de cadera (Medio).
Isquiotibiales (Bíceps femoral, Semitendinoso y Semimembranoso): sus funciones principales son la extensión de la cadera, flexión y rotación lateral y medial de la rodilla, y rotación lateral y medial de la cadera.

11.- La Víbora
Mantener la posición totalmente estirado en sentido opuesto de brazos y piernas y en posición tendido supino.


Músculos principales estirados: Abdominales y Anterior de la parte inferior de la Pierna.



Recto abdominal: su función principal es la flexión del tronco hacia delante aproximando el tórax y la pelvis.
Transverso: su función principal es la constricción de la faja abdominal natural.

Oblicuo mayor y menor: su función principal es la flexión del tronco, la inclinación lateral y la rotación del mismo.
Tibial anterior: su función principal es la flexión dorsal del pie, la supinación y la aducción.
Extensor largo de los dedos del pie: su función principal es la flexión dorsal del pie y la extensión de los dedos.
Extensor largo de dedo grueso del pie: su función principal es la flexión dorsal del dedo grueso y la flexión dorsal del pie.

12.-La Tortuga
En posición tendido supino con piernas flexionadas por las rodillas cogerse con las manos la nuca y tirar de la cabeza para flexionarla, manteniendo la postura solamente durante 7 segundos en cada posición (tres posiciones, una flexión hacia delante, otra flexión con inclinación hacia la derecha y otra flexión con inclinación hacia la izquierda).


Músculos principales estirados: Cuello y Superior de la Espalda.



Trapecio: su función principal es la elevación del hombro e hiperlordosis con rotación hacia el lado opuesto y flexión lateral hacia su lado de la cabeza, la aducción y depresión escapular, la estabilización de la escápula y cintura escapular y por último la abducción del hombro.

Esternocleidomastoideo: su función principal es la flexión de la cabeza y cuello, y el giro de ésta.
Elevador de la Escápula: su función principal es la elevación y aducción de la escápula.
Romboides mayor: su función principal es la aducción y elevación escapular.
Romboides menor: su función principal es la retracción de la escápula hacia la columna.

13.- El Picapinos
Mantener la posición tirando en sentido contrario del brazo con respecto de la cabeza, que también se estira en oposición. El movimiento tanto del brazo como de la cabeza es lateral.




Músculos principales estirados: Cuello y Hombros.



Trapecio: su función principal es la elevación del hombro e hiperlordosis con rotación hacia el lado opuesto y flexión lateral hacia su lado de la cabeza, la aducción y depresión escapular, la estabilización de la escápula y cintura escapular y por último la abducción del hombro.
Esternocleidomastoideo: su función principal es la flexión de la cabeza y cuello, y el giro de ésta.
Elevador de la Escápula: su función principal es la elevación y aducción de la escápula.
Deltoides: su función principal es la abducción potente del brazo, la anteversión y rotación interna la clavicular, y la rotación externa la espinal.

14.- Fuerza Abdominales
Ejercicio de fortalecimiento de la zona abdominal.
Adoptar una posición de tendido supino con piernas flexionadas por las rodillas 90º y las manos sobre el pecho para evitar tirones de la columna cervical. Se realizarán 3 series del número de repeticiones estipuladas después de calcular el 80% del máximo, descansando entre serie un minuto.



Metodología

Realizar un movimiento lento de flexión de columna con una subida máxima de unos 30 cm. desde el suelo, a continuación girar a la derecha y volver sobre nuestros pasos. El siguiente movimiento será igual pero girando a la izquierda, teniendo en cuenta que siempre realizaremos dichos movimientos de manera controlada y lenta. Expirar al subir e inspirar al bajar.



Músculos principales fortalecidos: Zona Abdominal



Recto abdominal: su función principal es la flexión del tronco hacia delante aproximando el tórax y la pelvis.
Transverso: su función principal es la constricción de la faja abdominal natural.
Oblicuo mayor y menor: su función principal es la flexión del tronco, la inclinación lateral y la rotación del mismo.




15.- La Araña
En posición tendido supino con las piernas unidas por las plantas de los pies y lo más cerca éstos de la pelvis, bajar lo máximo posible las rodillas hacia el suelo.




Músculos principales estirados: Superiores Internos de la Pierna.



Aductores de la cadera: sus funciones principales son la aducción del muslo, rotación lateral y flexión y extensión de la cadera.
Grácil: su función principal es la aducción de la cadera.

16.- El Lagarto
En posición tendido supino bajar al máximo la rodilla de la pierna de apoyo con el peso forzado de la pierna contraria. Realizarlo con ambas piernas.




Músculos principales estirados: Externos e Internos de la Cadera.



Glúteos mayor, medio y menor: sus funciones principales son la extensión y rotación externa de la cadera, aducción y abducción (Mayor); abducción y rotación medial y flexión de cadera (Menor), y rotación lateral y extensión de cadera (Medio).

Tensor de la Fascia Lata: su función principal es la abducción, rotación medial y flexión de la cadera.
Piramidal: su función principal es la rotación lateral y abducción de la cadera.
Obturador: su función principal es estabilizar la cadera, rotación lateral, flexión y abducción de cadera.



17.- El Camaleón
En posición tendido supino coger con ambas manos una pierna por la rodilla y el tobillo, tirar de ella al máximo hacia el pecho. Realizarlo con ambas piernas.



Músculos principales estirados: Externos e Internos de la Cadera.



Glúteos mayor, medio y menor: sus funciones principales son la extensión y rotación externa de la cadera, aducción y abducción (Mayor); abducción y rotación medial y flexión de cadera (Menor), y rotación lateral y extensión de cadera (Medio).

Tensor de la Fascia Lata: su función principal es la abducción, rotación medial y flexión de la cadera.
Piramidal: su función principal es la rotación lateral y abducción de la cadera.
Obturador: su función principal es estabilizar la cadera, rotación lateral, flexión y abducción de cadera.




18.- El Lobo
Una vez adoptada la posición, con el pie de la pierna delantera un poco más adelantado que su propia rodilla, bajar al máximo la pelvis. Realizarlo con ambas piernas.



Músculos principales estirados: Cadera


Aductores de la cadera: sus funciones principales son la aducción del muslo, rotación lateral y flexión y extensión de la cadera.
Grácil: su función principal es la aducción de la cadera.
Glúteos mayor, medio y menor: sus funciones principales son la extensión y rotación externa de la cadera, aducción y abducción (Mayor); abducción y rotación medial y flexión de cadera (Menor), y rotación lateral y extensión de cadera (Medio).

19.- El Sapo
En la posición de cuclillas no separar los talones del suelo, con los codos tirar de las rodillas hacia el exterior, manteniendo la posición máxima. Los pies deben estar algo más separados de la anchura de los hombros.


Músculos principales estirados: Cadera

Aductores de la cadera: sus funciones principales son la aducción del muslo, rotación lateral y flexión y extensión de la cadera.
Grácil: su función principal es la aducción de la cadera.
Glúteos mayor, medio y menor: sus funciones principales son la extensión y rotación externa de la cadera, aducción y abducción (Mayor); abducción y rotación medial y flexión de cadera (Menor), y rotación lateral y extensión de cadera (Medio).


20.- La Libélula
Mantener la posición bajando lo máximo posible el tórax hacia la pierna, procurando no encorvar demasiado la columna por su parte superior cercana al cuello.


Músculos principales estirados: Espalda inferior y Superior posterior de la Pierna.


Sacro lumbar: su función principal es la extensión del tronco y la flexión lateral si actúa de un solo lado.
Dorsal largo: su función principal es la extensión de la columna vertebral, la flexión lateral y la rotación de su lado.
Transverso espinoso: su función principal es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Serrato menor: su función es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.

Iliocostal: su función principal es la extensión de la columna vertebral y la flexión lateral y rotación de su lado.
Cuadrado lumbar: su función principal es la flexión lateral del tronco, colabora en la flexión y extensión del tronco y eleva la pelvis lateralmente.
Glúteos mayor, medio y menor: sus funciones principales son la extensión y rotación externa de la cadera, aducción y abducción (Mayor); abducción y rotación medial y flexión de cadera (Menor), y rotación lateral y extensión de cadera (Medio).
Isquiotibiales (Bíceps femoral, Semitendinoso y Semimembranoso): sus funciones principales son la extensión de la cadera, flexión y rotación lateral y medial de la rodilla, y rotación lateral y medial de la cadera.

21.- Fuerza Lumbares
Ejercicio de fortalecimiento de la espalda inferior.


Adoptar la posición en tendido prono, con las manos por debajo de la barbilla y si es posible con el tronco al aire por debajo de la horizontal de las piernas. Realizar 3 series de las repeticiones que queden al 80% del máximo realizado. Descansar entre series un minuto.



Metodología

Elevar de forma lenta y controlada el tronco desde la pelvis, hasta llegar a la horizontal de las piernas, para posteriormente bajar otros 20 ó 30 cm. para volver a empezar.


Músculos principales fortalecidos: Inferior Posterior de la Espalda:


Sacro lumbar: su función principal es la extensión del tronco y la flexión lateral si actúa de un solo lado.
Dorsal largo: su función principal es la extensión de la columna vertebral, la flexión lateral y la rotación de su lado.
Transverso espinoso: su función principal es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Serrato menor: su función es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Iliocostal: su función principal es la extensión de la columna vertebral y la flexión lateral y rotación de su lado.
Cuadrado lumbar: su función principal es la flexión lateral del tronco, colabora en la flexión y extensión del tronco y eleva la pelvis lateralmente.
Glúteos mayor, medio y menor: sus funciones principales son la extensión y rotación externa de la cadera, aducción y abducción (Mayor); abducción y rotación medial y flexión de cadera (Menor), y rotación lateral y extensión de cadera (Medio).


22.- La Cigüeña
Adoptar la posición colocando la pierna de arriba a una altura similar a la altura de la cintura, a continuación acercarse con ambas manos hacia la punta del pie, aproximado el abdomen a la pelvis. Realizarla con ambas piernas.


Músculos principales estirados: Inferior Posterior Espalda y Superior Posterior Piernas.


Sacro lumbar: su función principal es la extensión del tronco y la flexión lateral si actúa de un solo lado.
Dorsal largo: su función principal es la extensión de la columna vertebral, la flexión lateral y la rotación de su lado.
Transverso espinoso: su función principal es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.

Serrato menor: su función es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Iliocostal: su función principal es la extensión de la columna vertebral y la flexión lateral y rotación de su lado.
Cuadrado lumbar: su función principal es la flexión lateral del tronco, colabora en la flexión y extensión del tronco y eleva la pelvis lateralmente.
Glúteos mayor, medio y menor: sus funciones principales son la extensión y rotación externa de la cadera, aducción y abducción (Mayor); abducción y rotación medial y flexión de cadera (Menor), y rotación lateral y extensión de cadera (Medio).
Isquiotibiales (Bíceps femoral, Semitendinoso y Semimembranoso): sus funciones principales son la extensión de la cadera, flexión y rotación lateral y medial de la rodilla, y rotación lateral y medial de la cadera.

23.- El Ánade
Adoptar la posición sin flexionar la rodilla delantera, acercando el tórax a la pierna adelantada y manteniendo la postura en su máxima elongación. Realizarlo con ambas piernas.


Músculos principales estirados: Inferior Posterior de la Espalda y Superior Posterior de las Piernas.

Sacro lumbar: su función principal es la extensión del tronco y la flexión lateral si actúa de un solo lado.
Dorsal largo: su función principal es la extensión de la columna vertebral, la flexión lateral y la rotación de su lado.
Transverso espinoso: su función principal es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.

Serrato menor: su función es la extensión, inclinación lateral y rotación del tronco.
Iliocostal: su función principal es la extensión de la columna vertebral y la flexión lateral y rotación de su lado.
Cuadrado lumbar: su función principal es la flexión lateral del tronco, colabora en la flexión y extensión del tronco y eleva la pelvis lateralmente.
Glúteos mayor, medio y menor: sus funciones principales son la extensión y rotación externa de la cadera, aducción y abducción (Mayor); abducción y rotación medial y flexión de cadera (Menor), y rotación lateral y extensión de cadera (Medio).
Isquiotibiales (Bíceps femoral, Semitendinoso y Semimembranoso): sus funciones principales son la extensión de la cadera, flexión y rotación lateral y medial de la rodilla, y rotación lateral y medial de la cadera.


24.- La Garza
Mantener la posición con el cuerpo erguido, apretando con fuerza la pierna elevada sobre el glúteo. Realizarlo con ambas piernas.


Músculos principales estirados: Pierna Superior Anterior.


Cuádriceps (Recto femoral, Vasto medial, Vasto lateral y Vasto intermedio): su función principal es la extensión máxima de la rodilla y el recto también ayuda a la flexión de la cadera.

25.- El Oso

Al adoptar la posición procurar no levantar el talón de la pierna atrasada, y no girar la punta del pie trasero hacia el exterior. Se realiza un empuje y acercamiento del tronco hacia la pared. Realizarlo con ambas piernas.

Músculos principales estirados: Pierna Inferior Posterior.

Gemelo: su función principal es la flexión plantar del pie, la flexión de la rodilla y la supinación del pie.
Sóleo: su función principal es la flexión plantar del pie, la flexión de la rodilla y la supinación del pie.

La Cultura del Vino


Preámbulo



Durante los siglos XVIII y XIX los vinos de la Contraviesa, junto con los de Málaga, eran los más importantes del Mediterráneo andaluz. Se realizaban exportaciones tanto de sus caldos como de sus pasas al extranjero, en 1845 se exportaron desde el puerto de La Rábita (Albuñol) 100.000 arrobas de vino a Gibraltar, y 700 botas de espíritu de vino con destino a Málaga, Jerez y Cádiz, procedentes de las destilerías de aguardiente ubicadas en esta sierra.
Antiguo Lagar


En 1865 el doctor Wilhelm Hamm en el artículo “Der Weine Spaniens” publicó en la revista Das Weinbuch el siguiente comentario: “Las montañitas que rodean Granada, dice Jakobs, son excelentes para elaborar vino, pero se hace con tanta falta de cariño que solo se producen vinos muy malos. En los pocos casos en que lo tratan con mayor esfuerzo sacan un vino tan bueno como el de Borgoña, sin el regusto de caso todos los vinos españoles”.

Viña en plena producción en la sierra


En 1883 se produce la terrible plaga de la filoxera, insecto que ataca a la raíz de la planta y la pudre,  que destruyó por completo los viñedos de esta y otras comarcas. Esto provocó un desmembramiento en la estructura de la propiedad, produciéndose el minifundismo y una fuerte emigración de la comarca, reduciéndose de forma alarmante en todas las poblaciones vinícolas de la sierra. La reconstrucción del viñedo fue muy lenta, no alcanzando la gran importancia que tuvo en esas épocas precedentes.
Actualmente el viñedo se extiende por las laderas de la sierra sobre todo por su vertiente sur, enfrentándose al mar Mediterráneo, sobre sustratos pizarrosos, y con un amplísimo horario de sol que los hace auténticamente originales.

La Plantación

En muchas de las zonas de secano de la sierra, cuando llegaba la época de lluvias en invierno, realizaban la plantación que más tarde se convertiría en cepas de viñas. Al año de haber realizado esta labor se injertaban en la planta madre mediante una cuña hendida sobre su tronco en la que se insertaba la especie de vid que querían producir. Durante este mismo año del injerto la planta se convierte en cepa, produciendo sus primeras uvas.
Planta Tinta


Cuando la planta ya estaba formada se descubría un palmo del suelo hacia abajo, cortándole las raíces superficiales con la intención de darle fuerza a la raíz principal para que profundizara buscando la humedad interior.
Durante los meses de abril y mayo la viña brotaba, siendo el momento para azufrarla, evitando así la plaga del hongo de la “ceniza”. Ya cercano o metido en el mes de junio se producía el “desanillamiento”, que consistía en quitar los tallos que no interesaban que crecieran por estar en una posición cercana al suelo de la viña. A partir de ahí, entrado el verano, se realizaba la “laborcilla”, moviendo la tierra de alrededor de la planta para que el terreno no se resquebrajara y perdiera humedad.
Antes de la labranza principal, que se realizaba en invierno, podaban las cepas retirando los sarmientos o ramas sobrantes de la labor. Esta labranza se hacía con una yunta de mulos que arrastraban un arado de madera y hierro que profundizaba en la tierra, moviéndola y aireándola para que la planta pudiera absorber el mayor número de nutrientes y agua.

La Vendimia

Entre mediados de octubre y mediados de noviembre se realizaba la vendimia o recolección del fruto. Se cortaban los racimos de uva y se echaban a las capachas de esparto que trasportaban los mulos, llevándolos estos directamente al lagar. Parte de estas capachas se volcaban en el suelo del lagar, procurando que no pasaran de un espesor de 10 ó 12 centímetros, para poder pisarla fácilmente y sacarle el mayor jugo de los racimos.
Planta Blanca


Los labradores se ponían en los pies las esparteñas o agobías y realizaban la pisada de la uva, que mediante un conducto dirigían el caldo directamente al tonel o barrica de madera preparada. La uva restante de la pisada se echaba en la prensa, hecha de capachas de esparto, exprimiéndola y procurando sacar todo el líquido posible que aún le quedaba.

La Elaboración del Vino

La mayoría del vino obtenido en esta sierra era blanco, aunque también sacaban vino tinto. Este último lo obtenían cogiendo las cepas de uva tinta aparte, le quitaban los “escobajos” o ramajes y la uva sola molida la echaban en el tonel con el mosto a fermentar. Este orujo de uva tinta se sacaba a los 20 ó 21 días, ya que era el tiempo para poder darle color al caldo.
Una vez terminado el proceso de fermentación que duraba dos meses, se realizaban los trasiegos, trasladando el vino a otra barrica a través de un filtro. Una vez vaciado el tonel se limpiaba sacándole las madres. Este trasiego se realizaba tres o cuatro veces para conseguir un caldo muy claro.
Bodega de Sorvilán


El tonel limpio se azufraba con un recipiente de barro que llevaba azufre y ascuas del fuego, éste se introducía en el tonel durante diez minutos para conseguir que quedara totalmente desinfectado.
Al terminar la fermentación se dejaba un mes más el vino en la barrica, para que las madres bajaran totalmente al fondo. Con estas madres se hacían unos “panecillos” que secaban al sol, una vez secos se los llevaban para producir aguardiente en las diferentes fábricas de la Contraviesa.
La graduación de este caldo se encontraba entre los 13 y 14 grados, estando relacionada con la uva utilizada y la cantidad de horas de sol recibidas por la viña. El vino envejecía con el tiempo, pero mucho más si este estaba en toneles de madera.

* Autor: Manuel Maldonado García. Sorvilán (Granada)

Prepararse en Casa ante un Desastre

Reservas de comida:

* Almacenar comida para un largo período de tiempo, reponiéndola de forma periódica.
* El lugar para guardarla será seco, fresco y oscuro, alejado del suelo, asegurándose que todos los recipientes son a prueba de insectos o roedores (sótano o debajo de la escalera).
* Los alimentos serán lo menos perecederos posible, girando las latas de vez en cuando para que el contenido no se asiente.
* Aquellos alimentos que haya que sacarlos del envoltorio exterior, se les pone la fecha de compra, de caducidad y lo que son.
* Iremos renovando y consumiendo la comida que fue almacenada con antelación.
* Para proteger los alimentos se pueden utilizar frascos con tapa o rosca, recipientes de plástico, utilizando cinta adhesiva para cerrarlos herméticamente.
* Los alimentos más duraderos y aconsejables son: grano de cereal (se mantiene indefinidamente conservándolo por debajo de los 15º), leche en polvo (se mantiene 2 años), miel (...indefinidamente), huevos en polvo (...2 años), sal (...indefinidamente si está seca), alimentos enlatados (...3 a 5 años), avena (...indefinidamente) y aceite (...2 años).
* Los alimentos deshidratados y los deshidratados por congelación son también interesantes.
* Las vitaminas en tabletas serán muy necesarias.
* Otros alimentos adecuados son: semillas secas (nueces, almendras, cacahuetes...), frutos secos (pasas de uva, de melocotón, dátiles...), patata en polvo o arroz no pulimentado.

Otras Provisiones:

Además de alimentos guardaremos en nuestro refugio:
* Medicinas.
* Agua.
* Material de limpieza.
* Dentífrico y jabón.
* Papel higiénico.
* Infernillo.
* Lumigás.
* Maletín de supervivencia.

Agua:

* Si se avecina una crisis llenar el mayor número de recipientes de agua, incluso la bañera.
* Guardarla en la oscuridad para evitar que aparezcan algas.
* Tener en cuenta que hay reservas de agua en las tuberías, radiadores, cisternas..., no desperdiciarla.
* El agua de la piscina o de los radiadores de los coches podemos utilizarla para limpieza, y si tenemos que beberla la herviremos varias veces.
* El agua hervida o la destilada son insípidas, para proporcionarles oxígeno, pasarlas varias veces de un recipiente a otro.
* Para filtrar agua (toda la que utilicemos para beber):
o Mantenerla en un recipiente un tiempo para que los sedimentos se vayan al fondo.
o Extraerla con un sifón o goma de plástico, para después pasarla por un filtro hecho con un calcetín de nylon u otro material poroso, que esté lleno de arena en el fondo y carbón y musgo encima.
* Para esterilizar agua clara añadir una gota de lejía por litro o tres gotas de tintura de yodo al 2% por litro.
* Para esterilizar agua turbia doblamos las cantidades de decolorante o yodo.
* Para cocinar con agua:
o Hervirla al menos durante 8 minutos.
o Mientras hierve podemos calentar en ella recipientes de comida.
o Colocamos la lata de comida en el agua, le hacemos un pequeño orificio arriba para que no explote y lo tapamos con un trozo de tela para que el agua no entre en la lata.
* Para recoger agua:
o Cogeremos la máxima de lluvia, rompiendo si es necesario las canales exteriores de la casa. Habrá que esterilizarla.
o Los recipientes tipo cestas, les ponemos plásticos en su interior para la recogida, tapándolos siempre.
o Otras formas están en el apartado de “Agua” del Manual de Supervivencia.
* Para conservar agua:
o Sólo lavaremos la ropa interior.
o El agua utilizada no se tira, esperamos a que se asienten lo sedimentos y volvemos a utilizarla.
o Sólo no lavaremos las manos antes de cocinar y después de ir al WC, el resto del cuerpo esperará a que llueva.
o Si o llueve, cogemos un paño mojado para lavarnos, dejando el paño a la intemperie en arbustos o hierbas.
o Las personas heridas tienen prioridad para el baño y toda su ropa debe hervirse regularmente.
Fuego:
El fuego tendrá su principal objetivo en calentar, hervir agua y conservar los alimentos; para ello algo fundamental será tener la chimenea de la casa limpia para evitar incendios.
* Los hogares del fuego se pueden improvisar con recipientes metálicos, tapas de cubos de basura o radiadores de calefacción. En suelos de hormigón también se pueden encender fuegos directamente.
* No dejar sin controlar nunca un fuego en el interior de una casa.
* El combustible a utilizar serán muebles, árboles y arbustos, mangos de herramientas... Alfombras, cortinas, cojines... Cartones, libros, periódicos. Combustible de calefacción, aceites para iluminación, combustible de vehículos...
* Si se queman muebles de PVC u objetos de goma espuma, tener en cuenta que producen gases venenosos, por lo que deberá encenderse el fuego en el exterior o cerca de una ventana abierta. Para acercarse al fuego y controlarlo, nos cubriremos la cara con un paño húmedo.

Comida:

* Racionar todos los alimentos que hay en la casa, primero se toman los alimentos perecederos, teniendo en cuenta que los que se deterioran antes son las grasas, y los últimos en deteriorarse son las envasados.
* Abrir los menos posible el congelador cuando se vaya la luz, para que tarde más tiempo en perder el hielo.
* Hervir los huevos para su conservación y protegerlos con una capa de grasa o sumergirlos en gelatina.
* Hervir la leche para su conservación.
* Cocinar la carne por trozos (dejando el resto en el congelador), envolverla en un paño y enterrarla; primero cocinaremos la carne de cerdo y por último la de ternera y pollo (es el orden de cantidad de grasa que tienen).
* Una vez que la carne se cocina y se enfría, no volver a calentarla, ya que se podría pudrir.
* Aplicar las técnicas de caza, pesca y alimentación de cualquier manual de supervivencia contrastado.
* Cuando el frigorífico ya no funcione, le haremos un agujero en su parte inferior y se utilizará como ahumadero, colocado sobre piedras o ladrillos y con un fuego debajo.

Refugio:

* Procuraremos un techo seguro quitando los escombros y buscando que no se derrumbe, construirlo con tejas o ladrillos de otras construcciones.
* En clima frío elegiremos una habitación en la planta baja y que esté orientada al sur, taparemos las aberturas y nos abrigaremos bien, intentando que en el habitáculo haya un alto número de personas.
* En clima muy cálido usaremos las habitaciones superiores, abriendo las ventanas de la planta baja en la dirección en la dirección que sopla el viento, abriendo a su vez las ventanas del piso superior en la zona protegida del viento. Dejaremos todas las puertas abiertas, descansando durante el día y trabajando durante la noche.
* Si nos tenemos que ir a otro lugar para refugiarnos, nos llevaremos todo aquello que creamos necesario para sobrevivir.

Higiene:

* La orina es estéril pero su acumulación atraerá a las moscas, construiremos un orinal locaslizándolo lejos de donde será la estancia.
* Construiremos una letrina alejada del refugio. Después y antes de ir al servicio nos lavaremos las manos.
* Los animales transmiten enfermedades, no tocaremos a ninguno si tenemos la más mínima herida.
* Cocinaremos toda la carne cuidadosamente.
* La basura orgánica se acumulará en un rincón exterior, atraerá gusanos que nos servirán de comida posteriormente.
* La basura inorgánica debe quemarse y enterrarse, impidiendo así que atraiga a las moscas.
* Las personas con enfermedades como resfriados se aislarán para evitar su transmisión.
* Quemar diariamente los excrementos y enterrarlos.
* Guardar en una bolsa de polietileno y quemar las secreciones y los vendajes usados.
* Hervir regularmente los recipientes usados para transportar los excrementos.
* Lavarse con arena si no se dispone de agua.
* No perforar ampollas o llagas, cubriéndolas convenientemente, para así evitar infecciones y enfermedades.
* Cambiarse la ropa interior periódicamente, lavándola con agua no potable.

"Raíces del Espíritu de la Naturaleza"



Sistema  de vida basado en las formas de sobrevivir de nuestros antepasados, como un bicho más de la naturaleza; dividido en estos diez principios que realmente sólo son uno: “sé feliz y haz felices a los demás”.

1.       Bondad (actitud de meditación a desarrollar en todos los momentos de nuestra vida, personas desconocidas, personas dañinas, amigos, familia, animales y plantas).

2.       Respeto al Prójimo (escuchándolo, comprendiéndolo, y si no es así tratándolo con humildad).

3.       Esfuerzo (lucha constante por conseguir los retos que nos marca la vida, sin decaimiento, pensando siempre en el presente, en el momento, ya que el pasado no está y el futuro llegará).

4.       Baños de Bosque (terapia para volver a ser salvajes, naturales; es dejar que la naturaleza entre en nuestro cuerpo a través de los cinco sentidos).

5.       Sonidos  Relajantes (música clásica, de relax, de sonidos de la naturaleza, que simule el ambiente natural, el del campo).

6.       Alimentación Mediterránea (nutrición como nuestros ancestros).

7.       Ritual de  Supervivencia (actividad física en la naturaleza aprovechando todos sus recursos).

8.       Suiseki (búsqueda de la calma y relajación a través de la observación de las piedras, encontrando la similitud con paisajes, personas, animales o cosas diferentes.

9.       Ephímera (técnica de relajación manteniendo las piedras en equilibrio y armonía, encontrando la serenidad  emocional en la calma de las piedras, aportando meditación y sabiduría, buscando la fraternidad  con la naturaleza).

10.   Yoga (ciencia milenaria basada en cinco pilares: relajación, respiración, ejercicio físico, alimentación y meditación).